Carrera Séptima y Autopista Norte se modernizarán para salir o llegar a Bogotá sin trancones

Ante el anuncio hecho durante el Consejo de Ministros de la aprobación de la Alianza Público Privada que permitirá ampliar a 5 carriles 53 kilómetros de vía de acceso a Bogotá entre la calle 245 y La Caro, con una inversión de $457.896, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se mostró satisfecho y ratificó su compromiso para mejorar los accesos vehiculares de entrada y salida de la ciudad.
“Hemos venido trabajando con la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para la ampliación del Autopista Norte y de la Carrera Séptima. Vale la pena aclarar que lo que se anunció ayer es del peaje hacia el norte. Queremos avanzar en la ampliación de la Autopista Norte a cinco carriles en cada sentido desde le peaje y hasta el Monumento a Los Héroes. Una moderna vía que tenga TransMilenio y ciclorrutas. Hemos trabajado con Planeación para conseguir unas tierras de cesión anticipada para que se reduzca el costo del proyecto”, dijo el alcalde. Peñalosa recalcó que se trabaja a marchas forzadas para hacer una gran ampliación de la Carrera Séptima y llevarla con tres carriles por sentido hasta La Caro.
“Entre otros grandes proyectos viales que estamos trabajando está la Avenida Longitudinal de Occidente, ALO, en dos fases, la primera que va desde Soacha hasta la calle 13 y la segunda desde la 13 hacia el norte. En la parte norte de la ALO es necesario tener la autorización para pasar por la reserva Van Der Hammen porque hoy éstan bloqueadas todas las vías de Bogotá hacia el norte como la Avenida Ciudad de Cali, la conexión de Cota con la calle 170 y la prolongación de la Boyacá hacia el norte”, explicó Peñalosa. Para el alcalde se hace necesario hacer los reajustes a los peajes o instalar nuevos para construir los grandes proyectos viales de entrada y salida de la ciudad. Según cifras del Distrito, en Bogotá 15 de cada 100 personas se movilizan en automóvil. “No podemos quitarle recursos a la educación o a las salud para construir las vías para automotores. Lo democrático y lo lógico es que los ciudadanos que se movilizan en automóviles sean los que pagan el costo de construir y mantener las vías”, concluyó.
0