La ETB No Se Vende

De la ofensiva privatizadora de empresas estatales, la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB) es una de las pocas que no han podido entregar a los capitalistas para que usufructúen de su riqueza. En 18 años ha habido 14 intentos para feriarla y no lo han logrado. Pero hoy, el alcalde Peñalosa, vuelve a insistir por acabar con un patrimonio que produce recursos para la inversión social.
Peñalosa en su administración anterior logró vender el 15.6%. Hoy está dispuesto a feriar el 84.4% restante. El argumento que utiliza es el mismo que se ha usado para vender las demás empresas estatales: que la empresa sólo da pérdidas, que es mejor invertir en otros negocios o en obras públicas. En este caso quiere vender la empresa para entregar el dinero a los comerciantes de la educación y la salud, diciendo que es para la construcción de 30 colegios y 4 hospitales. La Asociación Nacional de Técnicos en Telefonía y Comunicaciones y Afines (Atelca), argumenta que manteniendo la empresa estatizada, con los ingresos de los próximos cinco años, se podrían construir 65 colegios y 22 hospitales del mismo nivel que el Alcalde promete. Además los colegios que piensa construir los entregará, en concesión, a los empresarios privados. La ETB también financia a la Universidad Distrital con un aporte promedio por año de 1 millón de dólares. Entre 2002 y 2014 la ETB le transfirió 13.8 millones de dólares a esta universidad pública. Entre 2016 y 2020 la financiaría con 3,5 millones de dólares. Pero con la venta esto se perdería. La ETB tiene en Bogotá 53 portales interactivos y capacita en tecnología, gratuitamente, a la población. Pero ya comenzaron a cerrar varios: 14 en Ciudad Bolívar y 4 en Sumapaz. Como la empresa ya hizo una gran inversión en tecnología, ahora comienza a producir las ganancias, lo que significa que se consolidará. El gran negocio de la venta precisamente es ese. Quien la compre no tiene que invertir, sólo recibir ganancias. La ETB la quieren vender no porque sea una empresa en crisis produciendo pérdidas. Es por todo lo contrario. Porque está produciendo ganancias y en el próximo periodo se van a multiplicar significativamente. La tercerización laboral La empresa tiene 2.300 trabajadores directos, todos sindicalizados en Sintrateléfonos y Atelca, 500 por prestación de servicios y 10.000 tercerizados. Si bien es cierto Petro no privatizó la empresa e invirtió en tecnología, a los trabajadores les dio el mismo trato que cualquier gobierno neoliberal. A cambio de pasar a planta, con contrato permanente a los 10.000 trabajadores tercerizados, los dejó desprotegidos, en manos de los empresarios privados, sin estabilidad laboral. Esa fue la política que tuvo Petro con el resto de los trabajadores del Distrito. Por eso ha llegado Peñalosa y ha despedido a buena parte de la planta de personal que laboraba en las distintas dependencias. Con una planta de 13 mil trabajadores con contrato directo y los sindicatos (Sintrateléfonos y Atelca) fortalecidos con más afiliados luchando, la venta sería más difícil. En ese sentido, Petro dejó unas condiciones favorables para que Peñalosa venda la ETB. Campaña sucia para privatizarla La ETB es una empresa que tiene presencia nacional y hace años dejó de ser una telefónica para convertirse en una empresa de comunicaciones con servicios como telefonía fija, telefonía móvil 4G, televisión, Internet y Data center y tiene fibra óptica desde hace más de 20 años. En la administración de Petro se invirtió 2.1 billón de pesos para modernizarla. La empresa quedó como la más moderna entre las empresas de comunicaciones, con mayor capacidad instalada, con la segunda antena de televisión más moderna de Latinoamérica después de la de Brasil, y brinda más seguridad que las otras empresas porque sus servidores están en Colombia, y a diferencias de las que tienen servidores en Estados Unidos, no sufre tantos ciberataques. A pesar de todo lo anterior, la actual administración tiene un plan nefasto. Prácticamente ha suspendido o reducido en extremo la instalación de los servicios domiciliarios. Argumentan que no tienen instalada la red en el barrio o localidad pero que pronto lo harán, cuando la realidad es que las redes ya están instaladas en prácticamente toda la ciudad. Para sabotear la misma empresa, su actual administración acabó con un grupo de trabajadores que fue capacitado para instalación de fibra óptica, argumentando que ya no los necesitaban para ese oficio. Hay una campaña de desprestigio de la empresa y vendrá otra contra los trabajadores y los sindicatos, como lo han hecho con otras empresas para privatizarlas, con el objetivo de devaluarla artificialmente para venderla, pero además a precio de ganga. Antes que privatizar hay que volver a estatizar La lucha en estos momentos es por evitar que se venda y privatice la ETB, pero esa lucha hay que extenderla por la reestatización de todas las empresas de servicios públicos, de la salud y la educación. Esta es una razón más para que en el encuentro nacional obrero y popular, que han convocado las centrales obreras para los días 8 y 9 de julio, se vote un paro nacional. Es la única forma de enfrentar la crisis en los distintos servicios y expulsar a los comerciantes que se enriquecen a costa de las necesidades de la población. Peñalosa y el presidente de la ETB mienten Según Sintrateléfonos y Atelca, están presentando informes financieros falsos. Están utilizando el llamado método de las Normas Internacionales de Información Financiera (Niif), que es una herramienta utilizada para distorsionar la información al servicio de la privatización y para favorecer al sector financiero. Con ese método sustentan que la empresa tiene pérdidas por 36 mil millones de pesos, cuando lo que tiene son ganancias por 370 mil millones de pesos. Por ejemplo, con el método de las Niff se presenta la información de depreciación de equipos calculando un tiempo mucho menor de lo que sucede en la realidad. Ante esto, los sindicatos han pasado un derecho de petición para que se entregue un informe financiero con el método tradicional, pero se han negado a contestarlo. Se niegan cuando tiene la obligación de presentarlo con los dos métodos. Como parte de la política de esconder la información, a las reuniones de accionistas han impedido la presencia de miembros de los sindicatos. De esta forma mantienen una campaña con información falsa, confunden y tratan de ganar opinión para que la venta de la empresa tenga aceptación de la población.
Publicar un comentario

Entradas populares