Revuelo por capturas en Nariño por presunto fraude en trámites

Uno de los detenidos es el director del Instituto Departamental de Salud Por: Redacción EL TIEMPO COMPARTIDOS Entre desconcierto y escándalo provocó en Nariño la sorpresiva captura del director del Instituto Departamental de Salud, Ómar Andrés Álvarez Mejía, y otras seis personas. La detención se hizo efectiva en la tarde del miércoles en la capital nariñense por miembros de la Dirección de Investigación Judicial (Dijín) de la Policía Nacional. Los siete detenidos fueron, de inmediato, trasladados a Bogotá, donde la Fiscalía 135 de esa capital adelanta una investigación por los delitos de concierto para delinquir y falsedad en documento por la presunta expedición de certificaciones falsas por intermedio de una firma encargada del trámite de documentos para conductores. Álvarez Mejía asumió el cargo en la Salud Departamental el pasado 1 de enero ante el gobernador de Nariño, Camilo Romero; es médico de profesión y sobrino del senador liberal Javier Tato Álvarez. El funcionario en el año 2014 había instaurado una acción judicial contra la mencionada firma, por el presunto uso de su firma digital para certificar algunos documentos. Sus abogados argumentarían en su defensa que Álvarez en la época de los hechos ya se había desvinculado de la compañía y sostienen que es inocente de los cargos. Entre las personas capturadas también figuran una funcionaria de la Contraloría Departamental y otro funcionario de la Subsecretaría de Tránsito del Departamento, quienes también fueron trasladados a la capital de la República para ser sometidos al proceso de judicialización. Los dos funcionarios también se declararían inocentes de los cargos de la Fiscalía. Ante esas capturas, el gobernador de Nariño (encargado), Mario Viteri, a través de un comunicado manifestó que “en ningún momento fui notificado de investigación alguna en contra del doctor Álvarez, quien al momento de ser designado y realizadas las respectivas verificaciones, no estaba incurso en ninguna inhabilidad que le impidiera tomar posesión de su cargo”. Igualmente, el mandatario seccional aclaró que la investigación en contra del funcionario no tiene ninguna relación con las funciones que el doctor Álvarez ha desempeñado como director del Instituto Departamental de Salud de Nariño, ni con la labor de la actual administración departamental. “Esta situación corresponde a hechos anteriores a su nombramiento”, enfatiza luego el gobernador encargado. Según Viteri los abogados que defienden a Álvarez “han manifestado tener todas las pruebas para demostrar su inocencia y afirman que comprobarán en las próximas horas que él no tiene ninguna relación con los hechos de los que se le acusa”. Mientras se resuelve la situación jurídica del funcionario la administración departamental designó como directora del Instituto Departamental de Salud de Nariño en calidad de encargada a Bibiana Mena Criollo.
0