La pedagogía de Timoleón Jiménez

El jefe máximo de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, se comunicó a través de un videochat con los guerrilleros de esa organización en las cárceles del país, en lo que esa guerrilla ha llamado, pedagogía de paz.


Timoleón Jiménez confesó que era la primera vez que se comunicaba con sus tropas mediante las redes sociales; y trató de abarcar el mayor número de temas en un tiempo limitado de una hora. Su auditorio, atento desde la cárcel la Picota, tomaba nota y acataba cada una de las recomendaciones hechas desde La Habana.


Junto al comandante Edison Romaña, Timoleón dijo que las FARC siempre han buscado la salida política a la que llamó “no es un capricho, es nuestra línea política. Cada que ha sido posible la hemos buscado y si se ha fracasado en ocasiones anteriores, sabemos que la historia demuestra que no ha sido por nosotros”.



Timoleón Jiménez



“Aquí no se trata de quién derrota a quién sino del interés de la patria, del pueblo y de la nación. Yo he hecho varios intercambios con Santos, mediante cartas, y un encuentro personal, creo que sí está comprometido y le he recordado que las FARC también están comprometidas. La paz la necesita Colombia”, dijo Timoleón Jiménez.


Confianza en la dirección


La guerrilla de las FARC-EP ya está pensando en la etapa de transición a la vida civil y a su nuevo trabajo político. Por eso dijo que luego de dejar la armas esa organización seguirá funcionando como el partido político que es: “Los que son enemigos del proceso saben que hay que minar la confianza en la dirección, eso lo sabemos. Pero hay que advertir que nuestro carácter de partido no lo vamos a perder”. Incluso señaló que la militancia de las FARC-EP deber estar preparada porque van a buscar dividirlos. “Por encima de eso tenemos confianza en la base guerrillera y esa base tiene confianza en nosotros”, añadió el jefe insurgente.


Punto agrario


Entrando en materia de la pedagogía de los acuerdos, Timoleón Jiménez, indicó que lo que se aprobó en el primer punto no es la reforma que la guerrilla propone, pero sí es un punto de partida para mejores condiciones para el campesinado colombiano.


“No es la reforma agraria que concebimos desde Marquetalia, pero sí se siembran las bases para la reforma agraria integral donde el campesino esté en el centro. Se garantiza el acceso a la tierra, priorizando las comunidades afectadas por el conflicto y el abandono estatal. Y algo importante es regularizar la tenencia de la tierra, los campesinos sueñan con el título de la tierra y eso está en el acuerdo”, subrayó.


Pero con énfasis señaló que lo acordado “no es una dádiva”, pero sí es un derecho ganado en la lucha del pueblo colombiano. “Se ha planteado la necesidad de un impuesto al latifundio improductivo, la protección de las zonas de reserva, el cierre de la frontera agrícola. Es decir una serie de programas de interés campesino donde se tenga en cuenta al campesino”, expresó.
Participación política


En cuanto al punto de participación, el líder guerrillero señaló que los acuerdos conducen a trasformar las maneras de hacer política y sobre todo a invitar al pueblo colombiano a participar en las decisiones del estado. “Necesitamos acordar una nueva manera de hacer política, consideramos valioso lo acordado para las jurisdicciones de paz y algo importante es el impulso de la participación política de la mujer”. Allí Timoleón ratificó que el acuerdo de participación es para que se sustraigan las armas de la política y no se repita la historia de asesinar al contradictor político por sus visiones sobre el Estado.


Acuerdo de drogas ilícitas


Los temas que destacó del punto de sustitución de cultivos denominados ilícitos fueron los relacionados con “el reconocimiento del consumo como un problema de salud pública y se deslindan los cultivos ilícitos del asunto del narcotráfico. Se acuerda un programa nacional e integral de sustitución con el sentir de la gente, los cultivadores y sus opiniones. Atacar la corrupción relacionada con el narcotráfico y un acuerdo para combatir el lavado de activos. En nuestro planteamiento político siempre está la participación activa de las comunidades”, concluyó Timoleón Jiménez, quien añadió que con el acuerdo sobre drogas ilícitas queda claro que fracasó la política de drogas impuesta por los Estados Unidos y queda atrás, como una mentira más, la imposición mediática de que las FARC son narcotraficantes.


Acuerdo de víctimas


Ante los prisioneros de las FARC-EP, Timoleón Jiménez indicó que el acuerdo sobre víctimas ha sido reconocido en todo el mundo y tiene particularidades que resultan novedosas como experiencia de reconciliación y reconocimiento. “Algo acordamos por la características y naturaleza de nuestro conflicto. Parte de la necesidad del esclarecimiento del conflicto” expresó. También advirtió que para llegar a ese acuerdo primero se surtió un proceso importante para acercar posiciones frente a la verdad del conflicto y destacó la creación de comisión de historiadores sobre los orígenes del conflicto que contó con una visión plural del conflicto con la coincidencia de identificar las causas, persistencia y responsabilidades del mismo.


Un punto importante que destacó Timoleón Jiménez fue la construcción de los acuerdos del fin del conflicto: “Casi está terminado el acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo. Esa ha sido una construcción importante y una muestra de que el presidente se la está jugando por la paz, pues envió a un conjunto de militares activos para tratar el tema. Siempre dijo el camarada Marulanda que los militares activos serán los encargados de construir la paz, y la razón se la damos. Unas discusiones respetuosas entre militares de las dos partes. Y con ellos hemos construido un consenso con dificultades pero como dicen los campesinos: le buscamos la comba al palo.


Zonas campamentarias


Las zonas tránsito vinieron a la exposición del jefe de las FARC, aclarando temas concernientes a las zonas campamentarias en donde estará la guerrilla en la fase de transición. Confesó que no escapan detalles de estas zonas que servirán para, entre otras, que los guerrilleros terminen estudios, se traten asuntos de salud de las tropas: “Estamos recogiendo la información de todos los guerrilleros, necesitamos saber las expectativas de cada uno”. Todo un proceso de alistamiento para el nuevo escenario político y social.


Incluso, subrayó Timoleón Jiménez, que allí analizarán y planearán las nuevas acciones de sostenimiento económico para los miembros de las FARC, “hay que pensar proyectos en los que se debe definir la financiación hasta por 20 años […] porque hay que comer y hay que vestirse y eso necesita platica. Cuando se hace actividad política no se puede vivir del clima”. Pero las zonas campamentarias también serán la plataforma de llegada a las grandes ciudades en donde las FARC han hecho presencia de manera clandestina. “A las grandes ciudades llegaremos con nuestro mensaje y con nuestro proyecto”.


Y justamente para su llegada a las ciudades y su nueva manera de hacer política, Timoleón advirtió que no se puede repetir lo sucedido con el guerrillero indultado que en la capital del país fue protagonista de hechos bochornosos: “Debemos tener la ética revolucionaria. Es preocupante que se presenten en las filas casos como el de “usted no sabe quién soy yo” eso no corresponde a la ética de un fariano”.


Confesó que el trabajo de la Delegación no ha terminado y es arduo todos los días: “Esto es un camello”. Pero que tanto trabajo es para cumplir con la palabra que ningún guerrillero quede abandonado por la dirección. El máximo comandante de las FARC prefirió no tocar temas aún en debate con el Gobierno nacional pero dijo a su tropa que hay que estudiar a fondo los acuerdos y prepararse para el nuevo momento político de la lucha revolucionaria.


Semanario Voz 
0