NO HONOR ENTRE LOS IMPERIALISTAS SE PROPAGA LA GUERRA EN SIRIA


El ataque a Siria por Turquía del 24 de agosto, su primera participación directa en una guerra de poder que ya lleva cinco años, muestra la inestabilidad en el Medio Oriente – y la posición precaria, de los imperialistas estadounidenses.  
Los patrones turcos, críticos del control estadounidense sobre las vastas reservas petroleras de la región, se han convertido en aliados poco confiables.  Erdogan, al enviar tanques y tropas a Siria y autorizar bombardeos aéreos en la frontera, “ha transformado esta horrible guerra en un campo de batalla completamente impredecible” donde “los rusos parecen haber sido quienes mas ganaron” (Der Spiegel, 26/8).   La amenaza de un conflicto global esta mas cercano a la realidad, como dice el New York Times, vocero escogido por el ala principal de patrones estadounidenses: 
Porque Siria ha involucrado a dos de los principales poderes militares mundiales, Rusia y Estados Unidos, [la situación] podría, probablemente, ser resuelta solo con una invasión a gran escala.  En el mejor de los casos, esto requeriría algo parecido a la ocupación americana de años en Irak y Afganistán.  En el peor de los casos, invadir una zona de guerra donde tantos adversarios foráneos están activos podría desatar una guerra regional mayor. (NYT, 26/8) 
Para los millones de trabajadores asesinados y desplazados en Siria, el horror de una guerra mas extensa ya es una realidad.  Imperialistas estadounidenses, rusos y chinos buscan dividir y conquistar al mundo.  Con imperialistas pequeños como Irán y Turquía, armados hasta los dientes, en representación de los grandes poderes, los trabajadores de esos países son masacrados, forzados a pelear por los intereses patronales, o convertidos en refugiados.  
No importa la nación, grande o pequeña, los capitalistas no son aliados de la clase trabajadora – incluyendo los trabajadores dentro de las fronteras patronales.  Su única lealtad es con el sistema de ganancias, para controlar los mercados y recursos, y la súper explotación racista y sexista.  Los comunistas del Parido Laboral Progresista somos leales solo a un ideal, aplastar la clase capitalista, sus fronteras, el imperialismo y el terror policial para la liberación de la clase trabajadora.  Nuestra meta es la revolución armada por un ejercito rojo de la clase trabajadora.  
Porque es importante Turquía para el imperialismo Estadounidense 
Con Grecia al oeste, Siria al sur, e Irak, Irán al este, Turquía es un puente del Medio Oriente con el sureste de Europa y Asia Central, y conecta el Mar Negro con el Mediterráneo.  Controlar esta vital intersección ha sido prioridad para el imperialismo estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial.  En 1947, cuando una insurrección armada dirigida por comunistas contra los imperialismos británico y estadounidense en Grecia inspiro a trabajadores en todo Turquía, Estados Unidos despilfarro dinero y armas para fortalecer a los patrones racistas turcos.  
En agradecimiento, los patrones turcos condenaron a miles de trabajadores comunistas a prisión, después ayudaron a EE.UU. a construir su alianza imperialista militar OTAN.  Turquía es ahora la economía mas grande del Medio Oriente con el segundo ejercito mas grande en la OTAN, después de EE.UU.  La razón del reciente acuerdo de “paz” entre EE.UU. e Irán, fue ganar tiempo para que los patrones estadounidenses salgan del Medio Oriente y reconstruir su ejercito, dejando a los patrones turcos como remplazo armado.  (CHALLANGE, 10/2).  Como explica George Friedman, consejero imperialista del pentágono, “El único país capaz de contrarrestar a Irán y un posible poder a largo plazo en la región es Turquía” (Stratfor, 24/11/14).
Las recientes acciones de los patrones turcos, ponen en duda el plan a largo plazo.  Día a día, el imperialismo estadounidense parece estar reaccionando a los eventos en vez de controlarlos.  Los “aliados” capitalistas fallan constantemente; cualquier unidad politica es temporal. 
No hay honor entre ladrones
El 9 de agosto, usando como pretexto la supuesta complicidad de EE.UU. en el abortado golpe en Turquía, Erdogan visito a su “querido amigo” el presidente ruso Vladimir Putin, prometiendo restaurar lazos diplomáticos y económicos.  El 21 de agosto, el gobierno turco sugiere que el ejercito ruso “podría también desear” utilizar la base aérea Incirlik, un espacio critico de la OTAN y por décadas el hogar del arsenal de armamento nuclear estadounidense (Anadolu News, 20/08).  Días después, el vicepresidente estadounidense Joe Biden viajo para reunirse con Erdogan y “tranquilizar” tensiones (NYT, 25/8).  Pero fue desairado, pues fue recibido solo por el subalcalde de Ankara, capital de Turquía.  Turquía había empezado su invasión en Siria, sin conocimiento de EE.UU. (Asia Times, 26/8).
Michael Maloof, analista superior en el Departamento de Defensa de EE.UU. durante el genocidio en Irak del 2003, cree que Erdogan “ha abandonado a la OTAN, y a la UE y esta girando hacia el Este” (r.t.com, 18/8).  Aún queda por ver hasta donde llegaran los patrones turcos jugando a enfrentar a los patrones estadounidenses con los patrones rusos, como lo hicieron con los patrones aliados y alemanes durante al Segunda Guerra Mundial.  Lo que si queda claro es que una alianza turco-rusa y la aceptación por Turquía para que el presidente sirio, Bashar al-Assad, se quede en el poder en un papel de “transición” – podría parecer “como que Estados Unidos es el único irracional en Siria…Sin embargo, cualquiera respuesta rusa a las propuestas turcas, ayudara a determinar la trayectoria del conflicto Sirio” (Stratfor, 12/8/16). 
De todos modos, los patrones estadounidenses tienen muchas razones para estar nerviosos.  En su ímpetu por guardar las apariencias y minimizar cualquier división con Turquía, un vocero del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que Biden y Erdogan habían tenido una “buena y fructífera reunión” – un día antes de que se reunieran (Sputnik News, 24/8).  
Construir el PLP para Aplastar el Imperialismo 
La pugna de poderes entre los imperialistas estadounidenses y rusos por Siria ha resultado en la mas grande crisis de refugiados de la historia.  Aunque el imperialismo estadounidense esta en un relativo descenso en relación con la renaciente Rusia y la creciente China, sigue aventajándolas en fortaleza militar.  Los patrones estadounidenses no soltaran su imperio sin una guerra mundial.  
Mientras tanto, los capitalistas menores siguen abusando impunemente de trabajadores vulnerables.  Las Naciones Unidas han documentado que las trabajadoras enfrentan violaciones, abusos sexuales y raptos sistemáticos en los campos de refugiados.  Pandillas venden niñas pre-adolescentes a hombres adinerados en Jordania, o queman sus caras para que no sean deseadas por las milicias criminales apoyadas por EE.UU. Rusia e Irán (Guardian, 25/7).  Miles de jóvenes son conscriptos a punta de pistola, usados como carne de cañón para esas mismas milicias.  
La tarea de los comunistas y amigos del PLP es hablar de estas ideas y vender el DESAFIO en nuestros lugares de trabajo.  Cada suscripción al DESAFIO es un clavo en el ataúd de los patrones.  Debemos organizar grupos de estudio para analizar un mundo en el cual cada ataque a nuestra clase se conecte a la rivalidad inter imperialista.  Además, necesitamos organizar plantones en solidaridad con nuestras hermanas y hermanos de clase en el Medio Oriente.  Conforme las ideas comunistas se vuelvan ideas masivas entre los soldados, estudiantes y trabajadores, estas mismas ideas nos llevaran hasta la toma del poder – ¡para liberar, de una buena vez, a toda nuestra clase!
0