“China sustituirá a Rusia como principal enemigo de EE UU”

Según los expertos, la elección de Donald Trump  quien asumira la presidencia el proximo 20 de enero; para Rusia significa una oportunidad para dejar de ser considerada en EE UU como el principal enemigo en potencia.

“En China existe realmente el temor de que las relaciones entre Washington y Pekín empeoren con Donald Trump, y esta teoría está completamente justificada, aunque por ahora no se puede decir que este escenario sea inevitable”, declara el jefe de investigación del Instituto del Extremo Oriente de la Academia Rusa de Ciencias, Alexander Lomanov.

Según el experto, ya durante el gobierno de Barack Obama en las relaciones entre ambos países han surgido numerosas diferencias políticas, sobre todo en relación a la  situación en el mar de la China Meridional y con la tensa situación que se vive en Hong Kong, entre otros factores.

El experto del Consejo Ruso para los Asuntos Internacionales Maksim Suchkov asegura que Moscú está interesada en que tras el cambio de administración en la Casa Blanca en EE UU se forme “un nuevo sistema de prioridades en el ámbito de la seguridad nacional en el que Rusia no sea la principal amenaza”.


Esta idea la comparte el director del centro Rusia-Oriente-Occidente, Vladímir Sótnikov. “Recuerden que según Barack Obama, la lista de los principales enemigos de EE UU estaba formada por Rusia, el Estado Islámico y la fiebre del ébola. El presidente Trump no utilizará este enfoque. Es un hombre más pragmático, no un ideólogo, y es consciente de que Rusia no supone una amenaza para los intereses de vital importancia de EE UU. Y estos intereses de vital importancia no se encuentran en el espacio postsoviético, no están en Ucrania, sino en otras regiones del planeta. Esto significa que se abrirá una vía para el diálogo con Moscú y para determinados cambios en materia geopolítica que una administración demócrata en la Casa Blanca nunca aceptaría”, comenta Sótnikov.
0