martes, 7 de febrero de 2017

El programa 'Adopta un monumento' arranca con la plazoleta del Rosario


-          Gracias a un programa del alcalde Peñalosa, diferentes empresas y universidades adoptarán al menos 100 monumentos durante este año en toda la ciudad.
- En la plazoleta del Rosario habrá una siembra de flores naturales, con mensajes alusivos a la importancia de restaurar el espacio público.
La Alcaldía de Enrique Peñalosa ya arrancó con el programa 'Adopta un monumento', que busca encontrarles 'padrinos' a diferentes puntos históricos bogotanos de aquí a finales del 2017.
La primera 'adoptada' será la plazoleta de la Universidad del Rosario, en pleno centro de Bogotá, que tuvo una llamativa intervención a finales del año pasado y que fue recibida con aplausos por la ciudadanía. Sin embargo, a lo largo de la historia, a ese lugar se le han hecho varias intervenciones, pero la mayoría de ellas terminaron en lo mismo: un par de días después de ser embellecida, todo el entorno volvía a llenarse de grafitis vandálicos.
Por eso, Mauricio Uribe, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), se alió con la Universidad del Rosario para que el centro educativo, los estudiantes y docentes se conviertan en los ‘papás’ de este lugar y eviten que sea degradado como ocurrió en el pasado.
“Una vez restaurado, el patrimonio no se protege con un policía. Es con conciencia ciudadana, con cultura ciudadana, lo importante aquí son las campañas de sensibilización, que todos entendamos que el patrimonio cultural es colectivo”, explicó Uribe.
 El futuro de la plazoleta es clave, y esa será la misión de la universidad. El primer paso será terminar con la limpieza de los grafitis, pero la Universidad el Rosario ya arrancó con la sensibilización a sus estudiantes a través de las plantas. Cada estudiante puede elegir una de las plantas que será sembrada alrededor, y poner en ella un deseo simbólico.
Iván Piñeros, jefe de Planeación y Gestión del Campus de la Universidad del Rosario, explicó: “Vamos a realizar varias actividades para que los muchachos se apropien de este espacio, pero también todas las personas que trabajan cerca o que pasan mucho tiempo al día en esta plazoleta. Una de ellas, por ejemplo, es que vamos a disponer de plantas, y que cada quien ponga en ella lo que quiere sembrar para el futuro en este espacio público”.
Publicar un comentario