miércoles, 1 de marzo de 2017

Recostruyamonos

Carolina Corcho
No soy militante del Polo Democrático, pero muchas veces voté por much@s de sus candidat@s porque veía en ellos una alternativa para este país, participé con entusiasmo juvenil en la campaña de Carlos Gaviria, veía en él al intelectual orgánico que describía Gramsci, con la capacidad de asumir la dirección moral e intelectual del proceso de transformación política y social de mi país.
Hoy veo con tristeza por lo que implica para el proyecto democrático en Colombia, la implosión de este Partido, la proclamación de la candidatura de Jorge Enrique Robledo a la Presidencia dela República (Que comienza una campaña con un partido dividido), en medio de contradicciones internas de la colectividad, de la inconformidad de amplios sectores, que han interpuesto demandas, tutelas, porque consideran se desconocieron los estatutos del Partido en la toma de esta decisión. Sumado a la decisión individual de Clara Lopez de participar en el gabinete de Juan Manuel Santos, asumiendo el costo político y la contradicción de la impopularidad de una Reforma Tributaria y otras.


El inicio del fin, de lo que otrora fué la esperanza de muchos y muchas colombianas que vimos en esa ola amarilla, la posibilidad de reconstruir el bloque histórico que sacaría este país del gobierno de las castas del bipartidismo que han gobernado de espaldas al pueblo colombiano por siglos. Esto que ocurre no es para alegrarse, es tener que asumir nuestra propia historia de divisionismo e incapacidad de construir acuerdos, en un momento de transición de un proceso de paz, que continúa amenazado por quienes siempre han usufructuado electoralmente, la Guerra y la Paz en Colombia. 
¡Reconstruyámonos!
Publicar un comentario